CREAN

Monitoreo de extremos hídricos: Sequías y Excesos de humedad

La labor que el CREAN viene desarrollando en este tema permite mantener informado al sector público y a los productores acerca de las condiciones de sequía de la región central del país.
Esta tarea se desarrolla en forma conjunta con profesionales de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable y del Servicio Meteorológico Nacional, con datos del Servicio Meteorológico Nacional.

 

Indice Estandarizado de Precipitación (SPI)
Standardized Precipitation Index
Otro índice utilizado en la evaluación de sequías que aplica el CREAN para sus estudios es el Indice Estandarizado de Precipitación, que ha demostrado ser muy adecuado para determinar la ocurrencia y seguimiento de las sequías en la pradera pampeana argentina. El índice estandarizado de precipitaciones (ISP) fue desarrollado por McKee (1993) y clasifica en distintas categorías los períodos húmedos y secos.

 

Indice de Sequía de Palmer (PDSI)
Palmer Drought Severity Index
El Indice de Sequía de Palmer (PDI) (1965) fue desarrollado como un índice “para medir la deficiencia de humedad”. Se basa en el concepto de demanda-suministro de agua, teniendo en cuenta el déficit entre la precipitación real y la precipitación necesaria para mantener las condiciones de humedad climática o normal. El procedimiento de cálculo requiere como datos de entrada,la Evapotranspiración Potencial, la precipitación mensual y el contenido de agua útil del suelo.

 

Indice de Humedad de Cultivos (CMI)
Crop Moisture Index
El Índice de Humedad de cultivos (CMI) utiliza un enfoque meteorológicos para vigilar en forma semanal a las condiciones de cultivo actuales. Fue desarrollado por Palmer (1968) de los procedimientos en el cálculo del índice de severidad de sequías (PDSI). Considerando que el PDSI monitorea a largo plazo condiciones meteorológicas húmedas y secas, el CMI fue diseñado para evaluar las condiciones de humedad a corto plazo en las principales regiones productoras de cultivos. Se basa en la temperatura media y precipitación total por cada semana dentro de una división del clima, así como el valor de CMI de la semana anterior. El CMI responde rápidamente a las condiciones cambiantes, y se pondera según la ubicación y la hora para que los mapas, que normalmente muestran el mensual CMI en las regiones con cultivos, que se puede utilizar para comparar las condiciones de humedad en diferentes lugares.

 

Debido a que está diseñado para monitorear las condiciones de humedad a corto plazo que afectan a un cultivo en desarrollo, el CMI no es una herramienta que sirva para realizar el seguimiento de la sequía a largo plazo. La rápida respuesta de CMI a las condiciones cambiantes a corto plazo pueden proporcionar información engañosa sobre las condiciones a largo plazo. Por ejemplo, una lluvia beneficiosa durante un período de sequía puede permitir que el valor de CMI indique condiciones adecuadas de humedad, mientras que la sequía a largo plazo en ese lugar persiste.

 

Una característica que limita el uso del CMI, como herramienta de vigilancia de la sequía a largo plazo es que el CMI normalmente comienza y términa cada estación de crecimiento cercano a cero. Esta limitación impide que el CMI se utilice para supervisar las condiciones generales de humedad fuera de la estación de crecimiento, especialmente de las sequías que se extienden durante varios años. El CMI también puede no ser aplicable durante la germinación de semillas al comienzo de la temporada de un cultivo específico.

2017
ÍNDICES SPI ÍNDICES PDSI ÍNDICES CMI
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre 2016
Octubre 2016
Noviembre 2016
Diciembre 2016
Enero 2017
Febrero 2017
Marzo 2017
Abril 2017